viernes, 26 de abril de 2013

CUPCAKES DE CIRUELAS ROJAS Y CHOCOLATE BLANCO

Como últimamente me ha dado un ataque de pseudo-responsabilidad con la comida me he hecho el propósito de comer fruta y por eso había comprado 4 ciruelas rojas que en el supermercado me parecía que me las iba a poder comer sin problema pero… 

me comí una y las otras tres, pobrecillas, tenían un destino muy negro y no están los tiempos para tirar nada así que me propuse utilizarlas y así empecé a buscar recetas por la web hasta que dí con la de "cupcakes a diario" y me decidí. Eso sí, la he variado un poco porque yo tenía más ciruelas de las que se necesitaban así que hice también una crema tipo mermelada para rellenar las cupcakes. También he utilizado otra buttercream y he alterado las cantidades porque con su receta salían 9.


Y, he aquí los milagros de la química que transforman esas insulsas ciruelillas sin apenas calorías en estas maravillas para la vista y el paladar:


He de decir que las ciruelas más que sabor lo que aportan es esponjosidad a la masa y con la crema de ciruelas con un toque de limón se consigue un contraste con el chocolate blanco que mmm…, mejor lo probáis y me contáis.


INGREDIENTES:

PARA LAS CUPCAKES (12 unidades):

  • 3 ciruelas rojas (para las cupcakes usaremos sólo parte del puré y reservaremos el resto del jugo para la mermelada)
  • 2 huevos M
  • 80 gr. de azúcar moreno
  • 80 gr. de margarina de maíz (yo usé ARTUA)
  • 1/3 de cucharadita de azúcar avainillada o vainilla en polvo
  • 80 gr. de harina de repostería
  • 2/3 cucharadita de bicarbonato de soda
  • 1/3 cucharadita de levadura química tipo Royal
  • 95 gr. de chips de chocolate blanco (podéis comprarlos o hacerlos a partir de una tableta de chocolate blanco de postres)
 
PARA LA CREMA DE CIRUELAS DEL RELLENO:

  • El jugo de las 3 ciruelas rojas que hemos usado para las cupcakes
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 chorrito de limón
  • 30 gr. de mantequilla (opcional)

PARA LA BUTTERCREAM DE CIRUELAS ROJAS Y CHOCOLATE BLANCO:

  • 150 gr. mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 150 gr. icing sugar o azúcar glas
  • 85 gr. chocolate blanco para postres
  • 1 cucharada de puré de ciruelas rojas
  • 1 gotita de tinte comestible (opcional): yo usé el Red Christmas de Sugarflair.

INSTRUCCIONES:

Empezaremos preparando el puré de ciruelas y la mermelada:

  • PURÉ DE CIRUELAS ROJAS

-    Pelamos y deshuesamos las ciruelas

-  Las colocamos en un recipiente apto para la batidora eléctrica y las trituramos.

-  Con la ayuda de un colador y una cuchara filtramos la mezcla para obtener por un lado la parte más espesa de la pulpa de la fruta (lo que se queda en el colador, aprox. 4 cucharadas) y un buen vaso de jugo espeso pero no tanto como lo anterior.

-  El puré más espeso lo utilizaremos en parte para las cupcakes pero reservaremos una cucharada para la buttercream.

-  El jugo lo utilizaremos para hacer la mermelada tal y como indico a continuación:
  • MERMELADA DE CIRUELAS ROJAS

-  Colocamos en un cazo al fuego el jugo de ciruela con el azúcar y el chorrito de limón y a fuego medio y removiendo frecuentemente con una cuchara de madera lo vamos dejando que se reduzca hasta obtener una textura similar a la mermelada pero algo más líquida (entre 30 y 45 min.). En mi caso, a la mitad del tiempo le añadí un poco de mantequilla para conseguir una textura más suave pero no es necesario. Si hacéis la mermelada con idea de conservarla mucho tiempo mejor no le pongáis la mantequilla.

-   Una vez hecha la pasáis a un bote de cristal y la dejáis enfriar.


PARA LAS CUPCAKES:

1.- Precalentar el horno a 180ºC. Tamizar la harina en un bol junto con la levadura, el bicarbonato y la vainilla o azúcar avainillada y reservar.

2.- En un bol grande mezclamos la margarina con el azúcar y batimos con la batidora de varillas hasta que se haga una mezcla homogénea y blanquecina. No esperéis que tome tanto cuerpo como con la mantequilla.

3.- Añadimos los huevos a la mezcla anterior y seguimos batiendo hasta integrarlos.

4.- Añadimos ahora la mitad de los ingredientes secos que habíamos tamizado al inicio (harina, levadura, etc) y seguimos batiendo.

5.- Incorporamos ahora el puré de ciruelas.

6.- Mientras batimos añadimos el resto de los ingredientes secos (harina…).

7.- Pasamos nuestros chips de chocolate blanco ligeramente por harina para evitar que se vayan al fondo. Este truco de “Cupcakes a diario” no lo conocía y me ha encantado.

8.- Rellenar con la mezcla las cápsulas de papel (o silicona) colocadas en la bandeja del horno sin sobrepasar los 2/3 de su capacidad y meter al horno.

9.- Hornear durante 15-20 min. Cuando ya estén en su punto de cocción (comprobadlo con un palillo) sacamos la bandeja del horno y después de unos minutos con cuidado pasamos las cupcakes a una rejilla para que se acaben de enfriar.



EL RELLENO:

1.- Con la ayuda de un descorazonador de manzanas o un cuchillo de punta vaciamos el centro de cada cupcake (sin llegar hasta el fondo). Se debe meter el descorazonador en vertical y girarlo para poder hacer el corte limpio, luego tiramos hacia fuera.

2.- Rellenamos el agujero con un poquito de mermelada de ciruelas y tapamos con parte del trozo que hemos extraído antes, el resto nos lo podemos comer ;-)

NOTA: Como yo había hecho la buttercream de chocolate blanco antes de montar cada cupcake tenía un poquito de chocolate blanco fundido que me había sobrado y que aproveché para poner dentro de cada cupcake justo antes de la mermelada. El contraste es brutaaaaal!


LA BUTTERCREAM DE CIRUELAS ROJAS Y CHOCOLATE BLANCO:

1.- En un bol de cristal apto para microondas colocamos el chocolate blanco troceado y lo calentamos a intervalos de, como máximo, medio minuto a potencia media y lo sacamos para remover cada vez hasta que esté fundido. Lo reservamos para que se enfríe antes de unirlo al resto de ingredientes ya que si no derretiría la mantequilla.

2.- Ponemos en un bol la mantequilla con el icing sugar o el azúcar glas en su defecto. Batimos con la batidora de varillas un minuto a velocidad baja.

3.- Añadimos una cucharada del puré de ciruelas rojas y batimos hasta integrarlo.

4.- Una vez que el chocolate fundido ya está frío (a temperatura ambiente) se lo añadimos a la mezcla y batimos hasta tener una mezcla uniforme.

5.- Si queréis cambiar el color de la mezcla podéis añadir en este momento una gota de colorante alimentario. Yo utilicé un poquito de red christmas de Sugarflair. No soy muy amiga de los colorantes pero había hecho unas chocolatinas de chocolate blanco que sobre el color original de la buttercream no destacaban nada así que me autoconvencí de que por una gotita no pasaba nada…

6.- Una vez que tenéis la buttercream uniforme, preparamos la manga pastelera y la llenamos de  buttercream hasta ¾ de su capacidad más o menos. Acabo de caer en la cuenta de que siempre he dado por hecho que todo el mundo sabe cómo preparar la manga pastelera y a lo mejor alguien necesita una explicación más detallada así que os la voy a preparar y la podréis ver pinchando AQUÍ.


7.- Con una espátula ponemos una capa de buttercream sobre cada cupcake de forma que quede bien lisita (siempre desde el centro hacia el exterior para que se ajuste a los bordes de la cápsula)


y sobre esta capa ya podemos decorar con nuestra manga pastelera al gusto y, si queréis, añadir algún topper como mis minitabletitas de chocolate blanco.


¿Seguís por ahí o ya os habéis ido a por los ingredientes? Vooolveeeed proooontoooo!

6 comentarios:

  1. no sé, pero me dan ganas de chupar la pantalla, te han quedado genial.

    ResponderEliminar
  2. Joeeee!!!

    Que currada de post!!

    Magnifico! =)

    Me quedo siguiendote!! y te invito a pasarte cuando quieras!!

    Un besitooo!!

    Ella y sus postres!! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por unirte a este grupo de golosos ;-). Ahora mismo me paso a ver tu blog. 😘

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Muchas gracias! Esta receta es para muy golos@s ;-)

      Eliminar

Muchas gracias por pasarte por mi blog y tomarte la molestia de participar. Thank you very much for stopping by my blog and taking the time to participate.