sábado, 31 de enero de 2015

RECETA DE EMPANADA BERCIANA (y mi versión light)



Hola familia ¡cuánto tiempo sin pasarme por aquí! Desde que soy mamá no tengo tiempo ni para cosas cotidianas imprescindibles así que perdonad por tener abandonado el blog. Espero volver poco a poco a la normalidad. 
La receta que os traigo hoy llevo intentando publicarla desde Octubre, así que no os digo más, esto de sacar tiempo para cocinar, hacer las fotos, editarlas, hacer la entrada,... se ha vuelto en misión imposible con mi pequeñaja reclamando atención 24 horas al día pero al final todo llega, así que paciencia que habrá más recetitas ricas ;-)
Como muchos ya sabréis soy berciana y si de algo podemos presumir en El Bierzo (como en toda España) es de nuestra gastronomía. Por el clima de la zona casi todos los platos típicos son fuertecillos, la mayoría con pimentón y la receta que os traigo hoy es un buen ejemplo. Espero que os animéis a probarla porque no tendréis muchas ocasiones de comer acelgas de una forma tan original y sabrosa. Y como ya os anticipé en Facebook, no dejéis de ir a probarla en El Bierzo (León), donde por el clima y el entorno sabe mejor. Acompañada de un vino D.O. Bierzo os quitará hasta el estrés ;-P


INGREDIENTES:

2 Láminas de masa de empanada

300 gr. de hojas de acelgas limpias

2 patatas

100 gr. de panceta o bacon en tacos

1 chorizo fresco (o 150gr. de carne de cerdo o ternera en taquitos)

1 cebolla

1 diente de ajo

Aceite de oliva

Pimentón

Sal

Opcional: un huevo para pintar la empanada



INSTRUCCIONES:

1.- En una cazuela o sartén sofreímos en aceite la cebolla cortada muy fina y el diente de ajo


2.- Cuando la cebolla está transparente es el momento de añadir las acelgas y dejar que se hagan hasta que se reduzcan  lo suficiente. 


3.- Añadimos el chorizo y la panceta cortados en tacos pequeños. En mi versión he sustituido el chorizo por carne de cerdo para hacerla más ligera (a veces hasta me salto la panceta y también está muy rica la versión con carne de ternera). Sofreímos bien la carne aunque no es necesario que se cocine completamente ya que luego irá al horno y acabará de cocinarse allí.


4.- Incorporamos la patata cortada en trozos pequeños y finos, como para tortilla. Rehogamos.


5.- Añadimos la sal y el pimentón. Yo he usado sólo pimentón dulce pero si os gusta el picante podéis añadir también un poco de pimentón picante. Removemos bien para que se reparta por igual.


6.- En una bandeja de horno (no muy grande para ajustarla al tamaño de la masa) colocamos una de las láminas de masa de empanada y dejamos el papel de horno que además de para preservar la bandeja nos servirá luego para desmoldar la empanada sin romperla. Nos aseguramos de dejar la masa bien centrada y estirada.


7.- Con una espumadera vamos colocando la mezcla uniformemente sobre la masa dejando un contorno limpio para poder hacer después el borde de la empanada. Ya sabéis que en mis recetas de empanadas siempre acabo llamándolo borde porque como hay gente que le llama currusco, otros corrusco y otros de otras mil maneras nunca tengo claro cuál es la forma correcta y no me la juego ;-P


8.- Una vez colocada la mezcla sobre la masa (a mí me sobró un poco de mezcla y lo que hice fue ponerla en una olla con agua y con unas alubias de esas que ya vienen cocidas en bote, les di un hervor de unos 10 min. y estaban muy ricas) colocamos con cuidado la otra lámina de masa con cuidado de que coincida sobre la primera y ésta vez sin dejar el papel de horno que trae. Unimos la masa de arriba con la de abajo a lo largo de todo el contorno y con los dedos la vamos retorciendo como a pellizcos para hacer el borde típico y evitar que se salga el relleno. Con un cuchillo hacemos un agujero en el centro de la tapa de la empanada para que no se acumule el vapor y se hinche y con un tenedor hacemos varios agujeritos por toda la tapa. Aunque es opcional yo os recomiendo pintar con huevo la superficie de la empanada, queda más apetecible a la vista y es una ayuda para saber cuándo está en su punto de cocción.


9.- Horneamos según las instrucciones de la masa que vayamos a utilizar. Yo la he dejado a ojo hasta que el huevo tenía el color que yo quería, unos 25 min. con calor arriba y abajo (sin turbo) a 180ºC.


¿Qué os parece? Ya tenemos nuestra rica empanada berciana lista para darnos un homenaje. La podéis tomar tanto caliente como fría. Y lo mejor es que aunque es más propia del invierno esta empanada también se puede tomar en verano sin problemas así que no perdáis de vista la receta que además podéis usar de base para hacer cambios y adaptarla a los ingredientes que tengáis a mano. Las empanadas para eso son muy socorridas cuando no sabes qué hacer o tienes visita. Yo casi siempre tengo alguna masa en la nevera por si acaso porque además ya sabéis que podéis utilizarla para hacer un postre o merienda con la versión dulce que ya compartí y que a muchos me habéis dicho que os ha gustado por lo fácil y rica que es, me refiero a la empanada de manzana
Bueno familia, espero no tardar tanto en aparecer por aquí con la próxima entrada. Gracias por vuestra paciencia y por seguir fieles a este blog. A cuidarse mucho y ¡hasta pronto!


miércoles, 30 de abril de 2014

¡¡¡SORTEO!!!

Como ya os había prometido a través de Facebook, hace tiempo que tenía en mente organizar un sorteo para agradeceros a todos vuestro apoyo con el blog. Como muchos ya sabréis a estas alturas, estoy a punto de ser mamá y eso ha hecho que últimamente haya estado un poco"alejada" del blog y todo lo que el mismo conlleva y además, me deja poco tiempo para poder hacer el sorteo antes de tener a mi peque y desconectarme de nuevo una temporadita así que voy a simplificar al máximo el sorteo para hacerlo rapidito.
Antes que nada os cuento qué cosas componen el lote de regalitos que recibirá el afortunado:


      * Un lote de 5 moldes de flan individuales
      * Un lote de 3 minimoldes para hornear bizcochos
      * Un separador de huevos: para separar las claras de las yemas.
      * Un sello para imprimir en tus galletas: "100% Qualité"
      * Un set de cucharillas medidoras
      * Un taco de notas con forma de móvil 

¿Os gusta? Pues si queréis que sea vuestro sólo tenéis que ser seguidores de Alma Neoyorquina en Facebook y publicar en el muro de Facebook de Alma Neoyorquina cuál ha sido vuestra receta favorita de todas las que he publicado hasta el momento y la que más "Me gusta" consiga desde hoy hasta el próximo día 9 de Mayo (incluido) se llevará el lote de productos. Fácil ¿verdad? Si además habéis elaborado la receta alguna vez y tenéis alguna foto que queráis compartir a mí me encantará verla y seguro que os hace conseguir algún "Me gusta" más. 
Ya sabéis que en el blog podéis ver el listado de todas las recetas dulces y saladas que se han publicado hasta el momento por si necesitáis refrescaros la memoria ;-) y una vez que elijáis vuestra favorita no olvidéis publicarla y compartirla con vuestros contactos para que voten por vosotros con un "Me gusta".
En caso de empate sortearé el lote entre los que más "Me gusta" tengan usando random.org.
¡Muchas gracias a todos por vuestra comprensión y por participar! ¡Muchísima suerte a tod@s!

lunes, 17 de febrero de 2014

CUPCAKES DE OREO



¿Quién me iba a decir a mí que iba a estar por aquí un año después? Pues sí, este mes se ha cumplido el primer cumpleaños del blog así que ¡muchas gracias! a todos los que estáis ahí, a los que dejáis vuestros comentarios, a los que ponéis en práctica las recetas y luego me lo contáis (no dejéis de hacerlo que me encanta),... a todos. Para los que os perdísteis el anuncio en Facebook estad atentos porque voy a organizar muy pronto en esa red social un sorteo de cositas muy molonas para celebrar el cumpleaños con vosotros ¿vale? Y dicho esto ¡vamos con la receta!

 
Como algunos ya sabéis no soy muy fan de las galletas Oreo, en sí, no son mis favoritas pero sobre todo mi "manía" viene de una noticia que publiqué en facebook hace unos meses sobre un estudio que demostraba que el relleno de estas galletas era tan adictivo para el cerebro de las ratas de laboratorio como la misma cocaína y a mí eso me tira un poco para atrás, la verdad. Así que, ya sabéis, nada de abusar que os podéis hacer oreo-adictos en un plis ;-)
Pero bueno, un día es un día, así que aprovechando estos antojos raros que me dan me compré un par de paquetes de Oreo y busqué una receta para utilizarlas así que he probado la receta de dulcesentimiento.com de cupcakes de Oreo con buttercream de Oreo y la verdad es que me ha gustado mucho aunque personalmente para que queden perfectas os recomiendo almibararlas si no las vais a consumir en el día porque se secan con mucha rapidez. Pues ale, ¡vamos al lío!

INGREDIENTES:


PARA LAS CUPCAKES:



100 gr de mantequilla sin sal

100 gr de azúcar

2 huevos M

1 cucharadita de extracto de vainilla

120 gr de harina

2 cucharadas de cacao en polvo (VALOR)

4 cucharaditas de levadura tipo ROYAL

12 galletas Oreo ralladas

120 ml de buttermilk*


PARA LA BUTTERMILK:

120 ml de leche

1 cucharada vinagre o zumo de limón 


PARA LA BUTTERCREAM DE OREO:



150 gr. de mantequilla sin sal

300 gr. de azúcar glas

100 gr. de  crema de queso tipo Philadelphia

1 cucharadita de extracto de vainilla

12 galletas oreo ralladas


INSTRUCCIONES:


PARA LA BUTTERMILK:

Empezaremos haciendo la buttermilk ya que requiere un tiempo de reposo. Es súper fácil, sólo tenéis que mezclar la leche con el vinagre (o zumo de limón) en un vaso y dejarlo a temperatura ambiente unos 15 min. Veréis que adquiere un aspecto de leche cortada, es justo lo que buscamos.





PARA LAS CUPCAKES:

1.- Precalentar el horno a 180ºC. En el bol de la batidora ponemos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar y batimos hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

2.- Añadir las yemas una a una mientras seguimos batiendo. Reservamos las claras.

3.- En un bol tamizamos la harina junto con el cacao en polvo y la levadura, lo mezclamos y añadimos esta mezcla poco a poco al bol principal sin dejar de batir hasta que se haya integrado totalmente.

4.- Rallamos las galletas oreo (si tenéis un procesador tipo Thermomix o un molinillo eléctrico de café también os sirve) hasta conseguir que se reduzcan casi a polvo de oreo y se las añadimos a la masa poco a poco mientras seguimos batiendo.



5.- Vertemos la buttermilk que hemos preparado poco a poco sin dejar de batir hasta que se integre en nuestra masa.

6.- En otro bol montamos las claras que tenemos reservadas y una vez montadas las añadimos a la mezcla con movimientos envolventes (con una espátula o similar) para que no se bajen. Una vez que ya no se distinga del resto de ingredientes tendremos nuestra masa lista para hornear.



7.- Repartimos la masa en nuestras cápsulas para cupcakes sin sobrepasar los 2/3 de capacidad ya que crecen bastante. Metemos la bandeja a una altura media en el horno y horneamos a 180ºC durante aprox. 20 min. Como siempre, esto dependerá de cada horno así que lo mejor es probar con un palillo o aguja pinchando en el centro para ver si sale limpio o las dejamos unos minutos más.



8.- Una vez horneadas enfriar las cupcakes en una rejilla y una vez frías decorar.



PARA LA BUTTERCREAM DE OREO:

1.- En el bol de la batidora ponemos la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar glas y con las varillas batimos hasta que se quede una mezcla suave y blanquecina.

2.- Añadimos el queso, la cucharadita de extracto de vainilla y batimos.



3. - Por último añadimos poco a poco las galletas ralladas y seguimos batiendo hasta que se repartan uniformemente por toda la buttercream.



4.- Para decorar nuestras cupcakes de oreo ponemos la buttercream de oreo en la manga pastelera y decoramos al gusto. 


NOTA: Si las cupcakes no se van a consumir en el día es recomendable almibararlas un poco antes de decorar con la buttercream (para ello pinchad con un palillo varias veces la cima de cada cupcake y con un pincel de cocina pintadlas con un almíbar sencillo como el que podéis encontrar AQUÍ)

Pues esto es todo por hoy. Espero que os haya gustado. No olvidéis que pronto os espero en Facebook con el sorteo del cumple, no dejéis de participar ¿vale? ¡Hasta pronto familia!

sábado, 1 de febrero de 2014

ROSCÓN DE REYES



Lo sé, no tengo perdón por haber tardado tanto en publicar esta receta, hasta he estado tentada de guardarla para las próximas navidades pero… al final he optado por compartirla ya y compensaros publicando otra pronto que creo que os va a gustar. Espero que perdonéis el retraso pero aunque tarde, vamos a empezar el año bloguero con la receta más lógica para hacerlo, la del Roscón de Reyes ;-)


Si sois seguidores de este blog os sonará esta receta ya que, como me encanta el roscón de reyes y la bollería que lleva este tipo de masas, ya había publicado en su día una versión para tener la excusa de disfrutarlo todo el año sin que nos llamen raritos ;-), me refiero a la receta de “Trenzas y Bollitos”. Al igual que aquélla, esta receta está basada en la mejor receta que yo he encontrado del roscón de reyes, me refiero a la de webosfritos.es, yo sólo he hecho unas pequeñas modificaciones en las cantidades.
Cuando vayáis a hacerlo os recomiendo que no lo hagáis en un ambiente muy frío, mejor con calorcito para ayudar a las masas a levar. Tened en cuenta que esta masa requiere reposar antes de darle forma un mínimo de 5 horas y después de dársela otras 2 horas más, por lo que debéis planificaros con tiempo. En sí es muy fácil de hacer pero requiere tiempo aunque os aseguro que el resultado vale la pena. Eso sí, os aconsejo no dejaros llevar y hacer 6 roscones de golpe si no os los váis a comer en un par de días porque esta masa se seca enseguida, así que ¡controoool!

INGREDIENTES (para 2 roscones medianos):

Para preparar la masa madre
70 g de leche
10 g de levadura fresca
1 cucharadita de azúcar
130 g de harina de fuerza

Para la masa
60 g de leche
70 g de mantequilla a temperatura ambiente
2 huevos M
20 g de levadura fresca
30 g de agua de azahar
450 g de harina de fuerza
1 pellizco de sal
120 g de azúcar glas
ralladura de la piel de una naranja (sin la parte blanca)

Para la decoración
Huevo batido
Azúcar humedecido con unas gotas de agua
Frutas escarchadas

Para el relleno (OPCIONAL):
500 gr. de nata montada azucarada ó de trufa ó de crema pastelera… Al gusto

INSTRUCCIONES:

Antes de empezar pondremos en un bol el azúcar de la masa principal con la ralladura de la naranja y reservaremos para que el azúcar glas vaya cogiendo el aroma de la naranja.

La masa madre
1.- Templamos la leche y la mezclamos con la levadura en trocitos hasta que se deshaga.


2.- Añadimos el azúcar y la harina y amasamos formando una bola.
3.- En un bol con agua templada metemos la bola de masa madre y en unos 10 min. veremos que flota (dependerá de la temperatura ambiente). Será el momento en que estará lista para mezclarla con la masa principal.



La masa principal
1.- Ponemos la levadura desmenuzada con la leche tibia en un vaso y reservar.
2.- Tamizamos la harina en un bol.
3.- Añadir sobre la harina tamizada los huevos, la mantequilla, la sal, el agua de azahar y el azúcar glas con la ralladura de naranja que hemos preparado antes. Todo mientras seguimos removiendo. Mucho mejor si tenemos una amasadora o batidora eléctrica con ganchos de amasar (los que tienen forma de espiral).


4.- Incorporamos a la masa principal la masa madre y la leche con la levadura que tenemos reservadas y seguimos amasando hasta conseguir una masa homogénea, sin grumos.
5.- Pasamos la masa a la encimera que debemos untar con aceite para evitar que se pegue. En mi caso puse un poquito de harina también. Con las manos la amasamos hasta conseguir una bola de masa elástica.


6.- Dejamos la bola de masa que aumente su volumen reposando un mínimo de 5 horas. La podéis dejar sobre la encimera o ponerla en un recipiente cubriéndola con un paño.
7.- Pasado ese tiempo la masa habrá duplicado su volumen y para poder trabajar con ella la dividiremos en dos partes iguales (para hacer dos roscones de unos 600gr). A lo mejor os da la sensación de que es poca cantidad para cada roscón pero no olvidéis que luego volverá a duplicar ese volumen.
8.- Ponemos nuestros roscones sobre papel de hornear en una bandeja de horno (uno en cada bandeja).
9.- Dejamos reposar unas dos horas hasta que doblen su volumen.
10.- Por último pintamos con mucho cuidado con el huevo y luego con azúcar humedecida ponemos montañitas de azúcar en la superficie (preparad en una taza el azúcar añadiendo unas gotas de agua, cuidado porque si os pasáis os pasará como a mí que se hace una costra blanca de azúcar como la que veis en la foto que aunque no afecta al sabor estéticamente a mí me gusta más que se quede en montañitas como las que os enseñé en la versión de la receta de “Trenzas yBollitos”) y colocamos las frutas escarchadas al gusto.


11.- Metemos la bandeja al horno, previamente precalentado a 200°C, con calor arriba y abajo, y horneamos 5 min. Entonces bajamos la temperatura a 180ºC y dejamos otros 10 min. (ó 15 min.). Hay hornos que calientan demasiado, en ese caso, si vemos que nuestro roscón está demasiado dorado, podemos cubrir con papel de aluminio la bandeja para que no se tueste demasiado. En hornos de este tipo es conveniente poner un recipiente con agua en una bandeja debajo de la que contiene la masa para aportar un poco de humedad extra.
12.- Una vez sacado del horno, cuando podamos tocarlo sin quemarnos, lo pasamos a una rejilla para que se acabe de enfriar.  A mí personalmente es una masa que me encanta para tomar así tal cuál pero hay gente que lo prefiere relleno de nata, de chocolate, de moca, de crema pastelera,etc. Cuando la masa esté completamente fría será el momento de cortar nuestro roscón por la mitad y rellenar al gusto, bien con la ayuda de una espátula, bien con una manga pastelera y ¡a disfrutar!

CONSEJO: Conservar preservando del aire o se secará enseguida.