sábado, 31 de enero de 2015

RECETA DE EMPANADA BERCIANA (y mi versión light)



Hola familia ¡cuánto tiempo sin pasarme por aquí! Desde que soy mamá no tengo tiempo ni para cosas cotidianas imprescindibles así que perdonad por tener abandonado el blog. Espero volver poco a poco a la normalidad. 
La receta que os traigo hoy llevo intentando publicarla desde Octubre, así que no os digo más, esto de sacar tiempo para cocinar, hacer las fotos, editarlas, hacer la entrada,... se ha vuelto en misión imposible con mi pequeñaja reclamando atención 24 horas al día pero al final todo llega, así que paciencia que habrá más recetitas ricas ;-)
Como muchos ya sabréis soy berciana y si de algo podemos presumir en El Bierzo (como en toda España) es de nuestra gastronomía. Por el clima de la zona casi todos los platos típicos son fuertecillos, la mayoría con pimentón y la receta que os traigo hoy es un buen ejemplo. Espero que os animéis a probarla porque no tendréis muchas ocasiones de comer acelgas de una forma tan original y sabrosa. Y como ya os anticipé en Facebook, no dejéis de ir a probarla en El Bierzo (León), donde por el clima y el entorno sabe mejor. Acompañada de un vino D.O. Bierzo os quitará hasta el estrés ;-P


INGREDIENTES:

2 Láminas de masa de empanada

300 gr. de hojas de acelgas limpias

2 patatas

100 gr. de panceta o bacon en tacos

1 chorizo fresco (o 150gr. de carne de cerdo o ternera en taquitos)

1 cebolla

1 diente de ajo

Aceite de oliva

Pimentón

Sal

Opcional: un huevo para pintar la empanada



INSTRUCCIONES:

1.- En una cazuela o sartén sofreímos en aceite la cebolla cortada muy fina y el diente de ajo


2.- Cuando la cebolla está transparente es el momento de añadir las acelgas y dejar que se hagan hasta que se reduzcan  lo suficiente. 


3.- Añadimos el chorizo y la panceta cortados en tacos pequeños. En mi versión he sustituido el chorizo por carne de cerdo para hacerla más ligera (a veces hasta me salto la panceta y también está muy rica la versión con carne de ternera). Sofreímos bien la carne aunque no es necesario que se cocine completamente ya que luego irá al horno y acabará de cocinarse allí.


4.- Incorporamos la patata cortada en trozos pequeños y finos, como para tortilla. Rehogamos.


5.- Añadimos la sal y el pimentón. Yo he usado sólo pimentón dulce pero si os gusta el picante podéis añadir también un poco de pimentón picante. Removemos bien para que se reparta por igual.


6.- En una bandeja de horno (no muy grande para ajustarla al tamaño de la masa) colocamos una de las láminas de masa de empanada y dejamos el papel de horno que además de para preservar la bandeja nos servirá luego para desmoldar la empanada sin romperla. Nos aseguramos de dejar la masa bien centrada y estirada.


7.- Con una espumadera vamos colocando la mezcla uniformemente sobre la masa dejando un contorno limpio para poder hacer después el borde de la empanada. Ya sabéis que en mis recetas de empanadas siempre acabo llamándolo borde porque como hay gente que le llama currusco, otros corrusco y otros de otras mil maneras nunca tengo claro cuál es la forma correcta y no me la juego ;-P


8.- Una vez colocada la mezcla sobre la masa (a mí me sobró un poco de mezcla y lo que hice fue ponerla en una olla con agua y con unas alubias de esas que ya vienen cocidas en bote, les di un hervor de unos 10 min. y estaban muy ricas) colocamos con cuidado la otra lámina de masa con cuidado de que coincida sobre la primera y ésta vez sin dejar el papel de horno que trae. Unimos la masa de arriba con la de abajo a lo largo de todo el contorno y con los dedos la vamos retorciendo como a pellizcos para hacer el borde típico y evitar que se salga el relleno. Con un cuchillo hacemos un agujero en el centro de la tapa de la empanada para que no se acumule el vapor y se hinche y con un tenedor hacemos varios agujeritos por toda la tapa. Aunque es opcional yo os recomiendo pintar con huevo la superficie de la empanada, queda más apetecible a la vista y es una ayuda para saber cuándo está en su punto de cocción.


9.- Horneamos según las instrucciones de la masa que vayamos a utilizar. Yo la he dejado a ojo hasta que el huevo tenía el color que yo quería, unos 25 min. con calor arriba y abajo (sin turbo) a 180ºC.


¿Qué os parece? Ya tenemos nuestra rica empanada berciana lista para darnos un homenaje. La podéis tomar tanto caliente como fría. Y lo mejor es que aunque es más propia del invierno esta empanada también se puede tomar en verano sin problemas así que no perdáis de vista la receta que además podéis usar de base para hacer cambios y adaptarla a los ingredientes que tengáis a mano. Las empanadas para eso son muy socorridas cuando no sabes qué hacer o tienes visita. Yo casi siempre tengo alguna masa en la nevera por si acaso porque además ya sabéis que podéis utilizarla para hacer un postre o merienda con la versión dulce que ya compartí y que a muchos me habéis dicho que os ha gustado por lo fácil y rica que es, me refiero a la empanada de manzana
Bueno familia, espero no tardar tanto en aparecer por aquí con la próxima entrada. Gracias por vuestra paciencia y por seguir fieles a este blog. A cuidarse mucho y ¡hasta pronto!


1 comentario:

  1. ¡Hola! Estamos sorteando una batidora en Sugar Palace. ¡Te invitamos a participar! Un abrazo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por pasarte por mi blog y tomarte la molestia de participar. Thank you very much for stopping by my blog and taking the time to participate.