sábado, 8 de junio de 2013

HELADO MANTECADO

Aunque en algunas zonas de España no lo parece estos días ¡ya es tiempo de helados!. Algunos dirán que todo el año es tiempo de helados pero yo que siempre he padecido de la garganta prefiero no abusar de las cosas muy frías ni muy calientes. Pero todo tiene su momento y éste, queridos, es el momento de los helados caseros, super cremosos, naturales y refrescantes helados. 
Para empezar he elegido los de mantecado que es un sabor muy neutro pero con una textura muy cremosa ¡buenísimo! 


Esto sólo es el principio, ya tengo mi nevera a tope de ingredientes para hacer experimentos y tengo bastantes recetas de sabores que estoy deseando probar. Además sigue en pie la pregunta que os planteaba en Facebook ¿cuál es vuestro helado favorito? o ¿de qué os gustaría probar un helado nuevo? ya que experimento me gustaría que fuese para crear helados que os gusten así que no os cortéis en sugerirme sabores ¿vale? ya he tomado buena nota de los que me habéis ido diciendo y pronto los tendréis por aquí.
Bueno, pues vamos allá con la recetita. Después de mucho leer he optado por probar con una versión propia de la receta de "Las recetas de mamá" aunque con mayor proporción de azúcar invertido, algo que no es imprescindible pero que os recomiendo hacer porque es muy fácil y hace que el helado no se cristalice y se mantenga cremoso...
Por cierto, salvo en la leche en polvo (que podéis sustituir por maizena) el resto de productos lácteos los he utilizado "sin lactosa" para que sea más digestivo pero lo podéis hacer con los normales.
INGREDIENTES:
400 ml. de leche sin lactosa
200 ml. nata para montar sin lactosa
50 gr. leche en polvo
155 gr. azúcar
5 yemas de huevo
canela en rama


INSTRUCCIONES:
1.- En un cazo se bate la leche con la nata 
2.- se va incorporando poco a poco la leche en polvo. Aunque no es imprescindible ayuda a mantener la textura cremosa ya que absorbe la humedad de la mezcla.
3.- ponemos en la mezcla anterior una rama de canela y se calienta todo junto a fuego bajo-medio removiendo de vez en cuando 


4.- En un bol se baten las yemas con el azúcar y cuando hayan clareado y duplicado su volumen añadimos el azúcar invertido poco a poco y batimos hasta obtener una mezcla homogénea y brillante.


5.- Incorporamos la mezcla del punto 4 al cazo que tenemos calentando poco a poco batiendo suavemente y dejamos que se espese ligeramente sin dejar en ningún caso que llegue a hervir. Si tenéis un termómetro de cocina no dejéis que suba de 85ºC.


6.- Una vez que hemos alcanzado la textura indicada retiramos del fuego y lo enfriamos en nevera alrededor de 12 horas
7.- Si tenéis heladera seguid las instrucciones de uso, en la mía, tras enfriar en el congelador la base durante 12 horas, he batido la mezcla fría 30 min y luego la he pasado a un recipiente de plástico con tapa y lo he metido al congelador.

Si no tenéis heladera podéis meter la mezcla al congelador y cada media hora sacarlo y batirlo con la batidora de varillas para meterle aire a la mezcla repitiendo esto 2 ó 3 veces.
El resultado en ambos casos es un helado super cremoso que se endurecerá un poco al refrigerarlo.

Y llegados a este punto ya tendréis vuestro helado listo para pasar la prueba de fuego ¡al ataque!

NOTA: Como todo, los helados también se pueden adornar con ricos toppings: yo he puesto topping de caramelo y unas almendras crocantis que había comprado en Mercadona y que le dan un toque de muerte pero también podéis usar bolitas de colores, fideos de chocolate, etc.


14 comentarios:

  1. Qué buena pinta! yo adoro los helados, en todos los sabores y de todos los tipos!! creo que no podría elegir... y este, mmmm... qué rico!!
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Lo mejor es hacer cada día uno diferente y así los pruebas todos ;-)

      Eliminar
  2. Que pinta tan estupenda!! Estoy deseando probarlo!!
    Gracias por compartirlo:-) besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anímate a probarlo y ya me cuentas. Gracias por pasarte

      Eliminar
  3. Menudo hambre que me ha entrado!!
    Lástima que yo no tenga heladera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te hace falta Jimena. Lee el penúltimo párrafo ;-)

      Eliminar
  4. Buenísimo¡¡¡ me gusta mucho el helado, mi problema es que no soy delicada y este esta estupendo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Delicada? Jeje. Pruébalo que es fácil y está muy bueno, en serio. Gracias por pasarte. Besos

      Eliminar
  5. Ayyyy los heladitos!!! cual no me gustará es la pregunta...jajaja...que buena pinta tiene esto! y como me gusta que te hayan regalado una heladera! ahora veremos millones de sabores!!! muakkkkk

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, veremos cuántos nos da tiempo a hacer este verano ;-)

      Eliminar
  6. Te he conocido visitando blogs, y me quedo aquí.
    Los helados me encantan y este voy hacerlo ya mismo.

    Te dejo mi blog:
    guillermorcillo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Guillermo, espero que te guste este helado tanto como a mí. Me paso ahora mismo por tu blog ;-)

      Eliminar

Muchas gracias por pasarte por mi blog y tomarte la molestia de participar. Thank you very much for stopping by my blog and taking the time to participate.